Antecedentes

El Instituto Nicaragüense de Energía (INE) fue creado el 23 de julio de 1979, a través del Decreto No. 16 de la Junta de Gobierno de Reconstrucción Nacional de la República de Nicaragua, publicado en La Gaceta, Diario Oficial, No. 2, del 23 de agosto de ese mismo año. Mediante su Ley Orgánica, Decreto Presidencial No. 87, publicado en La Gaceta, Diario Oficial, No. 106, el 6 de junio de 1985 y sus reformas, se define al INE como un ente descentralizado bajo la rectoría sectorial de la Presidencia de la República, con personería jurídica, duración indefinida, patrimonio propio y plena capacidad para adquirir derechos y contraer obligaciones.

Hasta 1994, el Instituto Nicaragüense de Energía (INE) funcionó como operador integral del sector eléctrico del país, ente regulador del sector energético y rector de la política energética nacional, teniendo a su cargo la planificación, organización, dirección, administración, exploración, explotación, aprovechamiento, control y manejo de los recursos energéticos, tanto nacionales como importados.

Como parte de un proceso de reformas al sector energético impulsadas por el Estado de Nicaragua, a finales de 1994 se creó la Empresa Nicaragüense de Electricidad (ENEL), mediante el Decreto Legislativo No. 46-94, aprobado el 28 de octubre de 1994 y publicado en La Gaceta, Diario Oficial, No. 204, el 01 de noviembre de 1994. A ENEL se le asignaron las funciones de generación, transmisión, distribución y comercialización de la energía eléctrica. Con esta reforma, al Instituto Nicaragüense de Energía (INE) se le deja a cargo de la planificación, formulación de políticas, normación y regulación de las actividades que realizan las empresas en el sector energético.

Posteriormente, el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional, en el año 2007, con la visión de mejorar la capacidad del sector energía para garantizar la continuidad, calidad y cobertura del servicio impulsó la creación del Ente Rector del sector, a través de la reforma de la Ley 290, mediante la Ley 612, publicada en La Gaceta, Diario Oficial No. 20, del 29 de enero de 2007, creando así el Ministerio de Energía y Minas (MEM) y fortaleciendo las capacidades del Ente Regulador, INE, al cual le corresponden desde esa fecha, únicamente, las funciones de regulador del sector; fiscalizando, supervisando y controlando las actividades pertinentes del subsector energía y del subsector hidrocarburos.

El proceso de reforma se vio vigorosamente fortalecido con el inicio del desarrollo del Digesto Jurídico del sector, impulsado por la Asamblea Nacional a partir del año 2011, lo que trajo consigo un ordenamiento jurídico, actualizado, de las leyes sustantivas del sector, con el consiguiente impacto positivo en el desarrollo de las funciones de cada organismo integrante.

Marco Jurídico Institucional

En La Gaceta, Diario Oficial No. 212 del 09 de noviembre de 2011, la Asamblea Nacional publicó mediante Decreto Legislativo No. 6497, el Decreto de Aprobación del Digesto Jurídico del Sector Energético, con el fin de contribuir al fortalecimiento del estado de derecho democrático social nicaragüense, y en el caso particular, desde el sector energético. Digesto Jurídico que establece de forma expresa el derecho positivo vigente aplicable en las materias que integran el sector, como son: energía eléctrica, hidrocarburos y minas.

En el marco jurídico vigente se establecen las normas vigentes (leyes y decretos), instrumentos internacionales vigentes y otras normas, así como las normas e instrumentos derogados por el Decreto Legislativo No. 6497. No obstante, posterior a la publicación del Digesto Jurídico del Sector Energético, este poder del Estado aprobó reformas y leyes en materia energética, que fortalecieron más el sector, tales como: La Ley No. 785, “Ley de Adición del Literal m) al artículo 4 de la Ley No. 554 “Ley de Estabilidad Energética”, publicada en La Gaceta, Diario Oficial No. 39, del 28 de febrero del 2012; la Ley 839, “Ley de Reformas y Adiciones a la Ley No. 272, “Ley de la Industria Eléctrica, a la Ley 554, “Ley de Estabilidad Energética”, de Reforma a la Ley No. 661, “Ley para la Distribución y el Uso Responsable del Servicio Público de Energía Eléctrica” y a la Ley No. 641, “Código Penal”, aprobada el 12 de junio de 2013 y publicada en La Gaceta, Diario Oficial No. 113 del 19 de junio de 2013; la Ley No. Ley 898, “Ley de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica al Consumidor”, aprobada el 25 de marzo de 2015 y publicada en La Gaceta, Diario Oficial No. 59 del 26 de marzo de 2015; la Ley No. 911, “Ley de Reformas a la Ley No. 554, Ley de Estabilidad Energética” y a la Ley 898, “Ley de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica al Consumidor”, aprobada el 10 de septiembre de 2015 y publicada en La Gaceta, Diario Oficial No. 178, del 22 de septiembre de 2015; y la Ley 943, “Ley de Reforma a la Ley 898, Ley de Variación de la Tarifa de Energía Eléctrica al Consumidor”, aprobada el 13 de diciembre de 2016 y publicada en La Gaceta, Diario Oficial No. 238, del 20 de diciembre de 2016, entre otros instrumentos jurídicos.

Las energías renovables han alcanzado con este Gobierno más de un 51% de la Generación total de energía eléctrica que produce el país, siendo una fuente importante de generación la energía fotovoltaica entre otras energías; es por eso que el Gobierno de Reconciliación y Unidad Nacional aprobó la Ley No. 951 Ley de Reformas y Adiciones a la Ley No. 272 Ley de la Industria Eléctrica, publicada en La Gaceta Diario Oficial No. 126 del 5 de junio de 2017, donde se le dio el Marco Jurídico a la Generación Distribuida, concepto moderno que ahora ya cuenta con el marco legal necesario para su promoción e implementación. Así mismo, la Ley ordenó al Ministerio de Energía y Minas la aprobación de una norma que regule la implementación, aplicación y ejecución de la Generación Distribuida, para lo cual el Ministerio de Energía y Minas aprobó el Acuerdo Ministerial No. 063-DGERR-002-2017, Normativa de Generación Distribuida publicado en La Gaceta Diario Oficial No. 240 del 18 de diciembre del 2017.

El Gobierno de Reconstrucción y Unidad Nacional con el objetivo de continuar fortaleciendo el sector energético, y así continuar llevando energía limpia y segura a los sectores más desprotegidos de la población aprobó la Ley No. 956 Ley de Eficiencia Energética la cual fue publicada en La Gaceta Diario Oficial No. 128 del día 7 de junio de 2017, la cual su principal objetivo es promover el uso racional y eficiente de la energía por parte de la población y los sectores económicos y productivos del país.