Usted está: Inicio > Marco institucional
Marco Institucional
 

1. Antecedentes

El Instituto Nicaragüense de Energía (INE) fue creado por decreto legislativo el 23 de julio de 1979, publicado en La Gaceta Diario Oficial No. 2 del 23 de agosto del mismo año. Mediante su Ley Orgánica, constituida por decreto el 6 de junio de 1985 y publicada en La Gaceta No. 106, se específica que el INE es un ente autónomo, con personalidad jurídica, duración indefinida, patrimonio propio y plena capacidad para adquirir derechos y contraer obligaciones.

Hasta 1994 el Instituto funcionó como operador del sector eléctrico del país, ente regulador del sector energético y rector de la política energética nacional, teniendo a su cargo la planificación, organización, dirección, administración, exploración, explotación, aprovechamiento, control y manejo de los recursos energéticos, tanto nacionales como importados.

2. Reformas del sector energía

En el año 1993, el Gobierno de Nicaragua inició un proceso de reformas del sector energía, creando a finales de 1994 la Empresa Nicaragüense de Electricidad (Enel), a través del Decreto Legislativo No. 46-94, publicado en La Gaceta Diario Oficial del 1 de noviembre de 1994. ENEL tiene como objetivo generar, transmitir, distribuir y comercializar la energía eléctrica. De esta manera se separan del INE las funciones netamente empresariales, quedando este con las funciones de planificación, formulación de políticas, normación y regulación de las actividades que realizan las empresas en el sector energía.

El proceso de reforma integral del sector eléctrico se refuerza con la aprobación de la Ley No. 271, Ley de Reformas a la Ley Orgánica del Instituto Nicaragüense de Energía, publicada en La Gaceta Diario Oficial No. 63, del 1° de abril de 1998, definiéndole al INE las funciones de regulación, supervisión y fiscalización del sector energético y de la aplicación de las políticas energéticas fijadas por la Comisión Nacional de Energía.

El marco regulatorio está constituido en la Ley No. 272, Ley de la Industria Eléctrica (LIE), publicada en La Gaceta, Diario Oficial, No. 74 del 23 de abril de 1998, derogando así la Ley No. 11-D del 11 de abril de 1957. Así mismo se dispone del Reglamento a la LIE publicado en La Gaceta, Diario Oficial, No. 116 del 23 de junio de 1998, mediante Decreto No. 42-98, y sus reformas mediante el Decreto No. 128-99, publicado en La Gaceta del 16 de diciembre del año 1999.

La Ley de la Industria Eléctrica y su Reglamento, definen al INE como responsable de la correcta aplicación de la misma, su reglamento, las normativas específicas y procedimientos sobre las actividades de la industria eléctrica.

La Dirección del INE está a cargo de un Consejo de Dirección, integrado por tres miembros de reconocida capacidad profesional, de nacionalidad nicaragüense, electos a través de ternas propuestas por el Presidente de la República a la Asamblea Nacional. Estos miembros ejercerán su cargo en periodos alternos respecto a las elecciones presidenciales, con el objetivo de evitar influencia política en la dirección del INE.

El patrimonio del INE goza de autonomía administrativa y financiera bajo la aprobación directa de la Presidencia de la República, estando formado de la siguiente manera:
• En el caso de la industria eléctrica, un cargo por servicio de regulación de hasta 1.5% de la facturación de las actividades que realicen los concesionarios y titulares de licencias de distribución.
• El costo para la regulación y fiscalización de las actividades de hidrocarburos será sufragado por un cargo de hasta seis centavos de dólares norteamericanos por barril de petróleo o productos derivados vendidos.

3. Objetivos del ente regulador

El Instituto Nicaragüense de Energía (INE), ente regulador y fiscalizador del sector energía, tiene como objetivo principal para el sub-sector eléctrico, el promover la competencia, a fin de propiciar a mediano plazo, costos menores y mejor calidad del servicio al consumidor, asegurando la suficiencia financiera a los agentes del mercado; así también los siguientes objetivos específicos:
1. Velar por los derechos de los consumidores de energía eléctrica.
2. Aprobar y controlar las tarifas de ventas al consumidor final y servicios conexos (peajes).
3. Vigilar el cumplimiento de Normativas, Criterios y Especificaciones para garantizar la operación eficiente y confiable.
4. Prevenir y adoptar las medidas necesarias para impedir prácticas restrictivas de la competencia.
5. Autorizar licencias provisionales, de generación y transmisión, así como concesiones de distribución.
6. Aplicar sanciones en los casos previstos por las leyes y normativas.
7. Resolver controversias entre los agentes económicos que participan en la industria eléctrica.
INE, para llevar a cabo sus funciones de regulador y fiscalizador del subsector eléctrico, ha realizado hasta la fecha una serie de reformas en su marco jurídico (Ley Orgánica y Ley de la Industria Eléctrica), así como la creación de reglamentos y normas que regirán al sector.

1. Ley de la Industria Eléctrica.
2. Ley Orgánica de INE.